Mundo Tinder

El morbo, la curiosidad y tristeza que me produce Tinder

Me encanta cuando me llama Carol para contarme sus últimas citas Tinder, me crea entre morbo, curiosidad y un poco de tristeza.

Morbo, porque me pregunto ¿Quien será? ¿Y como es el? ¿Como habrá sido la cita? Y todas estas incógnitas desembocan en la pregunta ¿Que tara tendrá este hombre?.

Tara me refiero a pasado sentimental, están por una parte los pobres desvalidos y lloricas que usan Tinder para contarte su mierda de vida, frustraciones, miedos, coño tío págate un psicólogo, que yo te he conocido en una app, y no soy un klennex.

Y por otra parte están los “fuckers man”, que acaban de dejarlo con sus ex, se han metido en el gym han subido de músculo, y van a la caza de cualquiera, lo digo con conocimiento de causa, estos no filtran, solo van buscando marcha, no buscan compromisos.

Yo cuando veo un “fucker man” me sale una alarma en el cerebro “Warning”

Ni te acerques, este te va a hacer un “Ghosting” Llámalo Ghosting pero vamos es un si te he visto no me acuerdo  o bomba de humo de toda la vida.

Es el momento de asumir que no te va a buscar más y si lo hace es tu decisión……..pero yo no te lo recomiendo, eso no va a ninguna parte, no pierdas el tiempo.

Excuse me no Lady Gaga

Curiosidad, porque no todos los hombres que están en Tinder son iguales, no voy a generalizar. No todos van buscando lo mismo, aunque dejadme que lo dude un poco.

Desde aquí reivindico un poco el romanticismo, la cortesía y la educación. Hombres del mundo, no vayáis tan rápido que las prisas no son buenas y luego no lloréis si os abandonan, y os dejan por tíos que verdaderamente se lo curran.

Me despierta mucha curiosidad, conocer en persona que hay detrás de esas conversaciones y permitidme que sea un poco mala pero en la mayoría de las ocasiones se pierde mucho en vivo y en directo.

Y tristeza, porque por muy open mind que seamos algunas mujeres, nos gustan que nos traten bien, nos lleven a cenar, tener una buena conversación, y por supuesto nos escuchen, que lo del sexo ya lo damos por sentado. Me crea mucha tristeza el comportamiento animal y primitivo de algunos hombres.

Aunque me queje incesantemente con las amiguis, tengo que decir que no pierdo la esperanza que hay chicos geniales en Tinder. Y Carol tampoco la pierde y si Carol no la ha perdido es que hay algo que te engancha de la app.

Ahi queda eso. Carol tiene historias calentitas para vosotras, Coming soon…

Sra Feten

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *